10 Señales de que No te Va Tan Mal, aunque pienses otra...

10 Señales de que No te Va Tan Mal, aunque pienses otra cosa…

2014
0
Compartir

10 Señales de que Te Está Yendo bien, aunque tú no lo pienses…

Hoy vamos con una inyección de positividad…

¿Estás teniendo Éxito en la vida?

Tal vez, alguna vez, te has hecho esta pregunta, Quizás te has hecho esta pregunta alguna vez, y todo dependerá de la concepción que tengas de qué es el éxito…

Estas son las 10 Señales más claras de que realmente tienes una vida exitosa para que, así, valores tus logros y tus progresos día a día.

1.- Tú Pones las normas.

Sabes que cada persona ha de ser consecuente con sus actos y, por lo tanto, tú lo eres. Ya has vivido lo bastante como para saber que quieres en tu vida y qué no y vives de acuerdo con ello.

2.- Te apartas de las cosas que te hacen daño

El amor propio es una clave del éxito. Aprender a tenerte el respeto y la estima suficiente como para decir NO a lo que te hace daño y te debilita, y es fundamental para llegar a dónde quieres.

3.- No tienes miedo a pedir ayuda

Pedir ayuda cuando la necesitamos no es una debilidad, pese a lo que muchos piensen, es una fortaleza. Para crecer como personas tenemos que aceptar que no podemos saberlo todo y que no hay nada de malo en ello.

4.- No te quejas demasiado.

Has aprendido a que estar pensando en lo que no va bien en tu vida no te aporta nada, y que es mejor recordar las cosas buenas que tienes. Si atraviesas una etapa en la que te cuesta ver las cosas positivas, para y piensa en esas pequeñas cosas que te hacen sonreir en la vida.

5.- Aceptas que hay cosas que no se pueden cambiar.

Pero, sí tienes claro que sí hay perspectivas que se pueden cambiar respecto a las cosas.

6.- Te sientes Feliz

Igual no tienes todas esas cosas que los demás tanto valoran, coches, casas, y tantas otras cosas que muchos confunden con ser feliz. Tu felicidad está en cosas no materiales e irradia de tu interior, de tus experiencias, de las personas con las que compartes tu día a día.

7.- Sabes que no puedes complacer a todo el mundo.

Y eso es algo que dejó de preocuparte. Eres fiel a ti mismo, a tus ideales, a tus valores, y auténtico en las cosas que haces; sin importarte lo que puedan pensar los demás.

8.- Celebras los éxitos de otras personas.

Sientes verdadera felicidad por lo que logran otros, y además los tomas como fuente de inspiración y motivación para conseguir tus metas. Eso te permitirá generar un ciclo de buenas energías que te ayudarán en tu crecimiento como persona. Sabes dejar a un lado la envidia “mala”.

9.- Te rodeas de personas que suman a tu vida

Personas de confianza que te quieren es algo que muchas personas no llegan a tener nunca. Siéntete orgulloso de ello. Personas que ya han logrado parte de lo que tu deseas. Personas que te apoyan bajo cualquier circunstancia y que creen en ti. Incluso muchas veces más que tu mismo.

10.- Has aprendido que los fracasos te ayudan a crecer.

Sabes que cualquier persona exitosa tuvo que pasar por varios fracasos antes de lograrlo. Con cada equivocación que cometemos aprendemos, y sabrás como manejar futuras situaciones similares de forma exitosa. No te sientes hundido cuando algo no resulta como esperabas, al contrario, te sientes contento por haber intentado algo que no era nada fácil.

No hay comentarios

Dejar una respuesta