La Fuerza de un Tuit…

La Fuerza de un Tuit…

2965
0
Compartir

Un Tuit erróneo convulsiona los mercados financieros

Tal vez pueda parecer asombroso, pero lejos de lo que la mayoría piensa, Twitter, así como algunas otras redes sociales, no sólo sirven para pasar el rato.

Los 140 caracteres de un tuit pueden hacer tambalearse a las bolsas de medio mundo, como hace pocos días hemos podido comprobar.

Esto debe hacernos recapacitar y aprender de lo ocurrido para que no nos tome por sorpresa.

Hoy en día Twitter ha marcado una verdadera revolución en el mundo de la comunicación. Gracias a esta red social, los inversores ya no tienen que estar consultando las tradicionales páginas de color salmón de los periódicos especializados en temas económicos y financieros. Ahora, simplemente con acceder al timeline de esta red social, pueden de un simple vistazo, y casi desde cualquier sitio, estar al tanto de las últimas noticias de los mercados.

Esta actualización de noticias es constante, incluso sorprendentemente rápida. Un goteo imparable de información, generalmente útil, aunque no exenta de riesgos, grandes riesgos como se vió hace unos días. Twitter puede ser un arma de doble filo.

No toda la información que se publica llega a ser rigurosamente cierta, e incluso los medios más reputados no están asegurados de tener un patinazo en su afán de ser los primeros en lanzar una noticia.

Precisamente esto es lo que ocurrió haco pocos días. Antes de que en la reunión del Banco Central Europeo (BCE) se anunciara si éste modificaba o no el tipo de interés y su política monetaria, un medio de comunicación especializado y reputado en economía, ni más ni menos que Financial Times, publicó por error lo siguiente:

tuit-ft“El BCE mantiene intactas sus tasas en una sorprendente decisión”

Aproximadamente 10 minutos después de la publicación de este tuit, el BCE anunciaba, a través de un comunicado oficial, los cambios de su política monetaria, entre los que incluía una ampliación de su programa de compra de deuda desde septiembre de 2016 hasta, como mínimo, marzo de 2017; y la reducción de su tasa de interés de depósito hasta el -0,3%.

Al poco Financial Times publicó:

14491626190276“Corrección: por favor, ignoren el tuit titulado ‘El BCE mantiene intactas sus tasas en una sorprendente decisión. Esto fue publicado por error”.

Trataron de enmendar su error con este nuevo tuit, pero el daño ya estaba hecho. En los minutos que transcurrieron desde la publicación errónea y la publicación oficial del BCE, las bolsas y la cotización del euro comenzaron a registrar una volatilidad drástica. Estos movimientos se adueñaron del mercado durante unos largos y angustiosos minutos. El Euro pasó de caer un 0,5% a registrar una subida del 1% frente al dólar americano.

Muchos ganaron y muchos perdieron.

La moraleja de esta noticia es que tratemos de proteger nuestro dinero y nuestras inversiones de informaciones erróneas, y no confiar a ciegas en la fuente de la misma. No debemos dejarnos llevar por las prisas, éstas nunca fueron buenas consejeras. Y aunque suele ser habitual que tener una información antes que otros puede marcar la diferencia entre un éxito o un fracaso en una operación, es siempre muy recomendable contrastar la información que leemos en internet para tratar de minimzar la toma de decisiones equivocadas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta