La Generalitat de Cataluña pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos

La Generalitat de Cataluña pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos

3452
0
Compartir

 

La Generalitat catalana boicoetea y obvia a La Guardia Civil en los rescates marítimos y de montaña.

El teléfono de emergencias 112 desvía las llamadas recibidas a los Mossos, que han llegado a intervenir sin competencias e incluso fuera de la propia Cataluña.

Según fuentes del propio 112, teléfono de emergencias, cuya gestión está transferida a las Comunidades Autónomas, el teléfono de emergencias en Cataluña tiene instrucciones precisas de derivar todas las llamadas, incluídas las específicas a la Guardia Civil a los Mossos d´Esquadra. Estos han asumido competencias exclusivas de La Guardia Civil en casos de salvamento marítimo, rescates de montaña y desactivación de explosivos e incidentes portuarios.

El último caso se ha producido con motivo del hallazgo de un obús de la Guerra Civil en unas obras en Cervera (Lérida) y que los Mossos optaron por detonar sin avisar a los Tedax de la Guardia Civil.

Tras la explosión, que obligó a confinar a más de 200 personas, la Consejería de Interior de la Generalitat se vanaglorió de la actuación de sus agentes en diferentes redes sociales.

Este es el último caso de una larga lista de incidentes que vienen ya produciéndose desde el verano de 2013.

El primero de ellos se produjo en junio de 2013, cuando 2 personas quedaron aisladas en un acantilado tras caer al mar en Cala Montgó. El salvamento se realizó por los agentes autonómicos si bien este tipo de salvamentos no sólo es una de las especialidades de la Guardia Civil, sino una competencia exclusiva.

Semanas más tarde, el 18 de agosto de ese año, un ciudadano avisó al 112 de que unos individuos estaban disparando unas escopetas de caza cerca de unos edificios en Gavá, Barcelona. El telefonista del 112 le dijo que daba parte de inmediato. Al ver que ningún policía acudía al lugar, el ciudadano volvió a insistir. Desde el 112 se le informa que los Mossos ya han sido avisados pero que no había ninguna patrulla disponible en ese momento. Minutos más tarde, el ciudadano alarmado vuelve de nuevo a llamar solicitando el teléfono de la Guardia Civil y el telefonista se niega a facilitárselo así como ha identificarse.

En el mar…

Aquí el número de incidentes es casi interminable.

El 29 de abril de 2014 desaparece un surfista en la zona marítima de Castelldefels. La Guardia Civil no es informada de ello, pero aún así consigue encontrar con vida al deportista horas después ya que casualmente Salvamento Marítimo comienza a realizar unos ejercicios en una zona próxima a la de la desaparición.

El 11 de agosto de 2015, un nuevo incidente. Se produce el naufragio de una embarcación de recreo en la zona costera de Palamós, con un herido grave y 3 leves sin que la Guardia Civil sea activada por el 112.

Nueve días después se produce el incendio de 4 yates en el puerto de Playa de Aro, y nuevamente la Guardia Civil no es advertida de ello pese a ser estas competencias exclusivas de ella.

Ese mismo mes de agosto de 2015 una mujer cae al mar desde una embarcación a la altura de la localidad de Llança en Gerona. La Guardia Civil, de nuevo, no es informada y la mujer es hallada finalmente muerta por los Mossos y los Bomberos de la Generalitat.

Y en la montaña…

Igualmente se dan estos casos en los rescates en montaña. En septiembre de 2015 la Guardia Civil es omitida por el 112 en el caso de un escalador que quedó suspendido en la pared de una montaña cerca de Viella. Los Mossos retrasaron el rescate casi 24 horas aduciendo que había demasiada niebla y no se podía acceder a la zona en helicóptero. Un caso que hubieran podido resolver en mucho menor tiempo los especialistas de la brigada de la Guardia Civil de la dotación de Viella.

Y podemos seguir citando más casos…

Pero la situación es tan rocambolesca que esta invasión y usurpación de competencias ha llegado hasta el punto de la invasión de territorio. Los Mossos y bomberos de la Generalitat han llegado a intervenir en la zona limítrofe entre Lérida y Huesca debido a que el 112 evita traspasar las alertas a la Guardia Civil y a los servicios de emergencias de Aragón. Cuando es aquella zona los tiempos de reacción son sensiblemente menores si se actúa desde la vecina Comunidad Autónoma.

No hay comentarios

Dejar una respuesta