La Verdad sobre la Expulsión del “Pequeño Nicolás”

La Verdad sobre la Expulsión del “Pequeño Nicolás”

3410
0
Compartir

 

Fran Nicolás, como le gusta ser llamado, fue el primer expulsado de GH VIP 4

El “Pequeño Nicolás” fue el primer expulsado del programa el pasado jueves. Supuestamente expulsado por la audiencia, puede haber otros motivos para haber sido apartado de la Casa de Guadalix.

Es supuesto colaborador del CNI fue elegido por la audiencia para abandonar el “reality” frente a sus dos contrincantes Laura Matamoros y Julián Contreras. Las encuestas previas ya auguraban que esto pudiera ocurrir.

Según el propio Nicolás, él “ya sabía” que esto iba a ocurrir porque a raíz de los comentarios realizados en “petit comité” a sus compañeros de la casa, “se ha activado el protocolo” para que no siguiera en la casa y deje de soltar lo que él mismo denomina “realidad”. Como suele ser habitual en su personaje, no va a desvelar “quién ni quiénes” son los que han activado el botón. Pero que con ello no van a conseguir que se calle.

Realmente es la misma canción que llevamos escuchando en este joven venido a más desde que hiciera tambalear los cimientos del Estado con sus “negocio, contactos, secretos” y otras historias para no dormir…

En la casa no se ha callado. A tirado del hilo hasta donde él ha querido. Le hemos oído contar que Mariano Rajoy es “un buen tío, pero muy tonto, un pobre tonto”, que ganó las elecciones “por aburrimiento”. Le hemos escuchado decir que a la Reina Letizia “la ve sucia”. Que conoció a Corinna a la que tuvo sentada en sus rodillas…,

Mano negra o no, lo cierto es que el porcentaje de votos con los que Nicolás ha sido expulsado no da lugar a muchas dudas (o tal vez sí) sobre la voluntad de la audiencia. El 62,2% votó por su salida doblando casi a la siguiente nominada, Laura Matamoros. Pocas veces ocurre que entre 2 nominados haya una diferencia tan grande de votos. Claro, que tampoco es habitual que un expulsado achaque su salida a un complot del Estado.

Con esta expulsión, y el abandono voluntario de Carmen López, la díscola concejala de Ciudadanos, la casa queda despolitizada.

Lo cierto es que todo esto es más de lo mismo que cuando saltó el caso de este chico. Nada ha cambiado, ni sus maneras, ni su juego. Suelta la piedra y esconde la mano. Que si tira de la manta, pero la manta ahí continúa.

La misma canción, sin la cual, ¿dónde estaría Fran?

Sí quiso dejar claro que él va a morir matando, que por muchos protocolos que se activen, piedras en el camino que le pongan, le controlen o le expulsen, es va a seguir con su tema. Nos queda “pequeño Nicolás” para rato…

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta